El Comercio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Comercio

Mensaje por Prahs el Dom Ago 28, 2016 12:46 pm



El sistema de comercio permite a los jugadores trabajar para los comerciantes o bien vender/comprar recursos. Este procedimiento es especialmente útil para los gremios recién creados, ya que les permite adquirir recursos a cambio de dinero, hasta que decidan mantenerse solos o decidan negociar con otros gremios.


El comerciante

Desde la antigüedad, el comerciante fue una figura tan temeraria como odiada. Atravesando grandes territorios, sorteando toda clase de peligros procedentes del campo o de la ciudad, estos aventureros arriesgaban sus vidas a cambio de un lucro sin precedentes.
Aunque estos viajes lograban abastecer otras ciudades con aquellos recursos que más necesitaban, a menudo los vendedores locales se encontraban de manos atadas a la hora de discutir los precios, lo que en muchos casos forzaban a los comerciantes a abandonar estas poblaciones antes de ganarse su odio unánime.
Los gobernantes tampoco podían ponerle coto a las exigencias de estos viajeros, que debían de sortear guerras ataques de tantos bandoleros, que intentar asustarlos con impuestos y otras tasas podría terminar ahuyentándolos.

Finalmente, el aumento de la amenaza no-muerta, seguida de la recesión de los límites de los reinados, acabó por hacer de los comerciantes una especie rara de encontrar.


El comercio

Hay varias figuras interesadas en las consecuencias que trae el comercio a la ciudad:
- El aventurero que quiere hacer dinero rápido, el cuál puede transportar una mercancía de un sitio a otro a cambio de una paga.
- El mercader o comerciante, que compra mercancías por todo el mapa para luego venderlas en aquellos sitios en donde obtendrá mayor beneficio.
- El espada de alquiler, que encuentra un modo fácil de ganar un sueldo a cambio de un peligro bajo protegiendo comerciantes en sus viajes, ya sea contra los ladrones que acechan tras cada esquina, o bien contra los bandoleros que esperan a los lados del camino.
- El gremio, que encuentra una fuente segura de recursos, si bien a un precio bastante caro.

Los jugadores por lo tanto cuentan con tres formas de interactuar con un vendedor: ser contratado para transportar mercancías; adquisición de recursos necesitados o venta de recursos en excedente; y la del mercader puro, que busca comprar y vender siempre al mejor precio, y con ello ganarse una buena reputación y la deseada exclusividad comercial.


Trabajo de transporte

Un trabajo bastante simple y bien pagado, si un npc tiene trabajo para el jugador, le tenderá las riendas de la mula de carga y le indicará a qué comerciante habrá de llevárselas. Estos viajes requieren cruzar largos territorios, por lo que el jugador podría verse incordiado por bandoleros en los caminos.

El jugador se verá recompensado acorde al total de la mercancía que llegue, pudiendose ganar buena o mala reputación en caso de que parte de la mercancía llegue dañada. Pero en caso de que la mercancía ni siquiera alcance su destino, el jugador se zanjará una pésima reputación, acabando así su carrera por un tiempo.


Intercambio de vienes

Estos vendedores podrán intercambiar recursos con los jugadores a cambio de oro. Dado que en un principio la extracción de recursos por parte de los gremios será lenta y generalmente restringida a un solo recurso, no será extraordinario que estos acaben adquiriendo los recursos que necesiten de un vendedor.


Trabajo de comerciante

No todos los vendedores venden y compran al mismo precio. Según el vendedor y el día, un jugador podrá adquirir estos recursos a más o menos precio. Los vendedores no suelen comprar mercancías cuando estas proceden de un comerciante al que conocen (es decir, de otro vendedor de la ciudad), por lo que el beneficio está bastante claro: buscar los comerciantes que vendan los recursos al mejor precio, y vendérselos a aquellos en otras ciudades que estén dispuestos a pagar el mayor precio.

De este modo, un jugador puede llegar a reunir una buena fortuna. Cuantos más intercambios realice el jugador, mejor reputación como comerciante se zanjará tanto en general como con aquellos vendedores a los que realice servicios. Si continúa en su empeño, podrá pedir y obtener la exclusividad comercial con un vendedor.


Exclusividad Comercial

La temida exclusividad comercial permite a un jugador obtener el derecho de ser el único en poder llevar a cabo negocios con cierto vendedor. Para poder adquirir la exclusividad, un jugador necesita aumentar su reputación de comerciante. Existen dos valores de reputación, uno general que sube raramente, y otro para cada vendedor que indica la reputación del jugador a sus ojos. Si un jugador consigue vendedor bastante de su mercancía a un vendedor (o realizar trabajos de transporte para él), aumentará la apreciación que el vendedor tenga de el jugador.

Cuando el jugador crea que está listo para obtener la exlusividad, podrá preguntarle al vendedor acerca de ella. Si no la consigue, perderá puntos de reputación con este vendedor, de modo que no será oportuno precipitarse. De no conseguirla además, el vendedor le informará de cuanto de cerca está de conseguirla.

Pero en caso de obtenerla, la reputación de todos los jugadores que hubieran comerciado con este vendedor (incluida la de quien obtiene la exclusividad) se verán reducidos a la mitad. Por otro lado, el jugador que obtiene la exclusividad gozará de los siguientes derechos por una semana:

- Exclusividad total con el vendedor, tanto a la hora de intercambiar recursos como a la hora de compra/vender cualquier otro producto que el vendedor dispusiera.
- Más ganancia a la hora de vender recursos a este vendedor.
- Pequeña probabilidad de conseguir otros recursos especiales.

Estos derechos se extienden al gremio al cuál el comerciante pertenezca.


La mula de carga

La mula de carga es el epicentro del sistema de comercio. Este animal especialmente resistente ayudará al jugador a transportar las cargas de un sitio a otro, pero bajo ciertas restricciones:
- La mula se detendrá constantemente en otros terrenos que no sean caminos o ciudades. Un jugador tendrá viajar por los caminos si es que pretende llegar alguna vez a su destino.
- Cada vez que una mula recibe daños, parte de su carga se estropeará.
- Si estas mulas están muy cargadas (más de 150 unidades de su recurso), no podrán ser transportadas en barco.
- Cualquier jugador podrá tomar las riendas de una de estas mulas si su dueño se aleja demasiado

Además, estas mulas son una atracción para los bandidos. En ocasiones extraordinarias, un jugador podría verse atacado por asaltadores de caminos. Ante esta circunstancia, el jugador no tendrá más remedio que huir a menos que disponga de protección.

_________________
avatar
Prahs
Admin

Join date : 06/05/2014

http://uo-purgatorio.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: El Comercio

Mensaje por Nippur de Lagash el Lun Ago 29, 2016 9:16 pm

Que bueno! la verdad, muy interesante y bien explicado, no puedo esperar a verlo en funcionamiento, me ha interesado bastante lo que tienes planeado.
avatar
Nippur de Lagash

Join date : 03/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.